CONSEJOS

Gama Ritual Care de Sensilis: El origen de la belleza

Mucho han cambiado las cosas desde la famosa leche de burra que utilizaba Cleopatra para lucir una piel más tersa y suave. O desde los baños con mezclas de arcilla, jugos de plantas y grasas de animal a los que ya en la prehistoria recurrían las mujeres para mantenerse protegidas del sol y la intemperie. Muy distintos son, quizás, los métodos hoy en día. Pero muy parecido el objetivo de todas las generaciones que continúa más que vigente: resaltar y conservar la belleza de nuestra piel.

Desde recursos más inofensivos como la tiza o la pasta de arroz y de trigo para limpiar y aclarar la piel que utilizaban griegas y romanas, hasta los hoy en día impensables sulfuro de mercurio o antimonio utilizados en los siglos XVIII y XIX. A lo largo de la historia, los métodos para “purificar” la piel han ido evolucionando, con más o menos acierto, de la mano de las civilizaciones, las modas y los avances científicos.

Avances que, en el caso de Sensilis, nos han permitido llegar hasta el verdadero origen de la belleza. Porque desde nuestros inicios, siempre hemos creído en la forma más directa, honesta y real de preservar lo hermoso de cada mujer. Y no es otra que rescatar su propia esencia. Su naturaleza. Resaltar, en definitiva, su belleza original. Esa que todas tenemos, independientemente de nuestra cultura, nuestra condición o edad.

Una belleza real que comienza con una piel cuidada, saludable, protegida y natural, y que sólo se consigue con productos que aporten el máximo respeto, que nos ayuden a incorporar rutinas tan placenteras como beneficiosas.

Porque, ¿no es acaso sentirse bien uno de los rituales más importantes para una piel bella? ¿Y no es acaso una piel limpia y libre el primer paso para lucirla en su máximo esplendor?

Por eso desde Sensilis os proponemos siempre empezar por el principio. Por lo más importante. Por recuperar el origen de vuestra propia belleza con la gama Ritual Care de Sensilis: un completo abanico de opciones de limpieza facial pensadas y desarrolladas para calmar, descongestionar y relajar tu piel mientras mantienes su equilibrio natural.

Bálsamo, mousse, tónico hidro-nutritivo, agua micelar, gel y aceite limpiador… todas las posibilidades para favorecer la regeneración celular y preparar tu piel de la mejor manera para recibir su tratamiento posterior.

Un paso el de la limpieza que hoy sabemos imprescindible y que con esta increíble gama se convierte en todo un homenaje a las mujeres de la historia que desde los orígenes de la cosmética han confiado en la naturaleza como su mejor aliado para lucir la belleza más perseguida: la belleza natural.

Share: